Un agujero nuevo. Un problema viejo.

Una ciudad sustentable es económicamente próspera, ambientalmente responsable, socialmente  justa y democráticamente inclusiva. Para que la ciudad de Guatemala lo sea, son necesarias varias políticas concretas y puntuales. Una de ellas consiste en garantizar los servicios públicos a todos sus residentes, como el abastecimiento de agua, sin poner en riesgo al resto de personas en la ciudad. Lo que vimos hoy es un recordatorio claro (y afortunado porque no hubo consecuencias graves) de que aún falta mucho por llegar a ese ideal y de que se requiere de un trabajo constante.

 Fuente: captura de pantalla de la página oficial en facebook de Prensalibre.

Fuente: captura de pantalla de la página oficial en facebook de Prensalibre.

Imágenes Virales

Como bien vimos en las redes sociales de hoy, la imagen de un agujero que se abre espontáneamente a la mitad de la calle llama tanto la atención que se convierte en una imagen viral que se riega fácil y rápidamente por el país. Por suerte, esta vez no ha llegado a un público mas allá de nuestras fronteras (todavía) . En menos de 12 horas, la noticia recibió mas de 8 mil likes en las páginas de facebook de cuatro periódicos nacionales (La Hora, Prensa Libre, Siglo21 y elPeriódico). Y eso no incluye a la cantidad de personas que transitaron por la Roosevelt estirando el cuello desde sus asientos para ver cual era la causa del tráfico.

 Fuente: captura de pantalla de la página oficial en facebook de La Hora.

Fuente: captura de pantalla de la página oficial en facebook de La Hora.

 Fuente: Captura de pantalla del sitio de National Geographic. http://news.nationalgeographic.com/ news/2010/06/photogalleries/100601-sinkhole-in- guatemala-2010-pictures-world/

Fuente: Captura de pantalla del sitio de National Geographic. http://news.nationalgeographic.com/
news/2010/06/photogalleries/100601-sinkhole-in-
guatemala-2010-pictures-world/

Recordando el 2007 y el 2010

El agujero del 2007 fue el mayor con 30m de diametro y 60m de profundidad, mientras que el agujero del 2010 (izquierda) tuvo 20m de diametro y 30m de profundidad. Ambos fueron el resultado de una combinación de causas. La pesada precipitación durante la época lluviosa (incl. tormenta Agatha para el 2010) pusieron una presión muy fuerte en un sistema obsoleto y antiguo de tuberías. La fuga de estas aguas resultó en la conclusión de la tierra justo debajo de la ciudad a tal punto que lo que veíamos era solo la superficie. El asfalto y el concreto que estaba a la vista eran solamente una capa fina sobre una gran cueva vacía. El resto es cuestión de tiempo.

Conclusión: Un problema viejo

Lo que tenemos que recordar, otra vez, es que esto no pasó de la noche a la mañana. Este agujero es nuevo, si, pero es el resultado de un problema viejo. Este agujero representa uno de tantos vacíos en las políticas de mantenimiento a la infraestructura que son necesarias para crear y mantener una ciudad sustentable. Si la municipalidad no se asegura de darle un monitoreo y un cuidado apropiado a las tuberías, este problema de los agujeros seguirá apareciendo en las noticias.

En el pasado, cuando se lo han merecido, le hemos reconocido y aplaudido los esfuerzos y logros de la municipalidad. Hoy debemos recordarle y exigirle al equipo de la municipalidad (porque es una responsabilidad en equipo, y no solamente de una persona) que debe proveer los servicios que le corresponde de forma que no se ponga en riesgo las oportunidades o la vida del resto. La Muni espera que en unos días (martes, según Prensa Libre) el agujero esté tapado y la circulación en la calzada Roosevelt se reanude normalmente, pero la realidad es que deberán trabajar mucho mas que solo hoy en la noche y mañana en la mañana si es que de verdad quieren solucionar el problema de fondo (y si, eso fue a propósito).

Nota agregada el sábado 27 de septiembre, 2014: Según prensa libre, el costo será de unos Q960,000 solamente en el material para rellenar el agujero. Esto deja claro que cuesta mas caro reaccionar que prevenir. Vamos Muni, aprendamos de esta lección. La tercera debería ser la vencida.